miércoles, 25 de septiembre de 2013

¿POR QUÉ PERMANECEMOS EN EL ARMARIO?


Bueno, es mejor formular la pregunta de otra manera: ¿Por qué exista tendencia de que los homosexuales permanezcamos en el armario?
Porque la sociedad ha creado el falso estereotipo afeminado del gay para discriminarnos y ocultarnos, transmitiendo la idea errónea de que nuestra sentimentalidad no se corresponde con el género biológico con el cual las demás personas nos identifican. 
 
La idea tonta e inculta de que somos medio mujeres sgue prevaleciendo para alguna gente. Esta imagen pertenece en la realidad cotidiana sobre todo de madres de adolescentes, temerosas del posible “contagio” de sus vástagos. Cualquier hombre homosexual o heterosexual que tenga actitudes femeninas en mayor o menor grado y desempeñe actividades u oficios de mujer, tiene conflictos de identidad de género pero, sobre todo, tiene encima el sambenito que le cuelga la sociedad sin analizarlo ni preguntarle.

Los verdaderos homosexuales somos recios y varoniles, porque estamos conformes y orgullosos de nuestra mente y cuerpo de hombre, desempeñamos actividades, oficios y deportes de varón y no nos diferenciamos en nada del hombre heterosexual excepto en nuestra sentimentalidad. Y ES OBVIO QUE NOS GUSTAN LOS HOMBRES MACHOS, no tanto los afeminados.

Esa necesidad que tenemos de permanecer en el armario para evitar la discriminación se va extinguiendo poco a poco a medida que vamos adquiriendo "cada vez mas derechos" a escala mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada