domingo, 8 de septiembre de 2013

MORBOSOS LUCHADORES TURCOS CUBIERTOS DE ACEITE.


El deporte nacional de Turquía es la lucha libre con los luchadores impregnados con aceite de oliva. Para cualquier occidental, resultaría increíblemente morboso ver a estos hombretones meterse mano a tutiplén, tanto por la entrepierna como por detrás, lo que a veces ocasiona murmullos de admiración en la concurrencia, masculina al completo, porque de lo que se trata es de mantener la mano dentro del pantalón contrario hasta que se logra tumbarlo. Lo que lamano hace dentro del pantalón, no se comenta,

Por sorprendente que parezca, dicen que en Turquía nadie le da a este deporte el sentido que cualquiera de nosotros le daría. Pero muchos cronistas consideran que este es el deporte-espectáculo más gay y homoerótico del mundo, precisamente en el país más machistas del Mare Nostrum.

Esto es lo que cuenta Wlipedia:

Yağlı güreş (AFI: /ˈjɑːlɯ ˈɟyrεʃ/) es una lucha tradicional y deporte nacional turco. Es comúnmente conocida como lucha en aceite (a veces como lucha en grasa) porque los luchadores se impregnan ellos mismos con aceite de oliva. Se relaciona con el Kurash uzbeco y el Köräş tataro.


Descripción

Los luchadores, conocidos como pehlivan, que significa héroe, usan una clase de tiras de cuero de cosido a mano llamado kisbet (a veces kispet), que tradicionalmente estaban hechos de piel de búfalo de agua, pero ahora también de cuero de becerro.


A diferencia de la Lucha Olímpica, los combates de lucha en aceite se pueden ganar consiguiendo un agarre eficaz del kisbet. Así, el pehlivan intenta controlar a su rival pasando el brazo a través del último kisbet. Ganar mediante este movimiento se llama paça kazık. Originalmente, los combates no tenían ninguna duración fija y podían prolongarse durante uno o dos días, hasta que un hombre podía establecer su superioridad. Pero en 1975 se fijó la duración en 40 minutos para el baspehlivan y 30 minutos para la categoría pehlivan. Si no se determina ningún ganador, se añaden otros 15 minutos de lucha, 10 minutos para la categoría pehlivan, y donde se tiene en cuenta la puntuación para determinar al vencedor.

El torneo anual de Kirkpinar, llevado a cabo en Edirne en la Tracia turca desde 1362, es la competición más antigua del mundo que se celebra sin interrupción. Estos últimos años este estilo de la lucha también ha llegado a ser popular en otros países, como en los Países Bajos y en Japón.

Historia

Las pinturas más antiguas de lucha se encuentran en el templo de Beni Hasan en Egipto. El deporte de la lucha en aceite data del 2650 A.C. en Egipto y Asiria. En el Imperio otomano, los luchadores aprendían este arte en escuelas especiales llamadas tekke, que no eran centros simplemente atléticos, sino también centros espirituales, similares a los que asisten los luchadores japoneses del sumo, donde se les enseña que el hombre no es sólo materia, sino también espíritu. Porque la competición sin la armonía de la materia y del espíritu es perjudicial para desarrollo del buen carácter, los luchadores embadurnan de aceite al contrario antes del combate como demostración de equilibrio y respecto mutuo. Igualmente, si un hombre más joven derrota a uno más viejo, besa la mano de este último. La lucha engrasada fue introducida a los turcos por sus vecinos iraníes, que la llaman Pahlavani, que igualmente la recibieron de la India, en donde es conocida por muchos nombres, incluyendo Pehalwani.

Los combates son disputados por todas partes de Turquía durante todo el año, pero al comienzo del verano los luchadores se reúnen en Kirkpinar para disputar el torneo anual de lucha de tres días de duración para determinar quién será el baspehlivan (principal héroe) de Turquía. Cada año, alrededor 1000 luchadores asisten a este torneo. Los cronistas y los escritores otomanos atestiguan que los juegos de Kirkpinar se han llevado a cabo cada año desde 1362, convirtiéndose en la competición más antigua del mundo que se celebra sin interrupción. Solamente alrededor de 70 veces fueron los juegos cancelados. Los combates se han llevado a cabo allí desde 1924, donde fueron trasladados después de la guerra balcánica. El sitio original estaba a unos 35 kilómetros.

Kirkpinar, en las cercanías de Edirne (la segunda capital del imperio otomano hasta la caída de Constantinopla en 1453), fue una vez el lugar donde se encontraba el palacio de caza de verano del sultán otomano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada