martes, 5 de febrero de 2013

La mayoría de los gays no tienen pluma, son viriles y machotes


A pesar de prejuicios muy extendidos, casi todos los gays son hombre corrientes, sin pluma, que pasan completamente inadvertidos.


Las pluma es una actitud, que no procede nunca de la naturaleza. Generalmente, la pluma se “pega” cuando se alterna a diario con grupos de “gente liberada”, que sólo constituye un porcentaje de gays menor al 5%.
Sorprendería sincerarse con alguna de las personas que consideramos las más viriles del barrio: el repartidor de butano, el mecánico, el panadero, el maestro, etc.
Menudas sorpresas podríamos llevarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada