miércoles, 16 de octubre de 2013

JOSÉ TOMÁS, GENIO ATEO Y GAY


Es evidente que Mas y el payés están dispuestos a empobrecer Cataluña hasta un subdesarrollo zambiano, separándola de Europa. Para diferenciarse de lo que son hace más de dos mil años (Tarragona era capital de España para el imperio Romano), empezaron por prohibir el toreo, fiesta que no sólo se celebra en España, como sabemos de sobra. José Tomás resolvió salirles al paso con todo el arte que tiene y con la aguda inteligencia demostrada y el valor civil que, por otra parte, le permitieron afirmar públicamente su homosexualidad, en un medio ultraconservador como el de los toros donde machismo y sexismo caracterizan a amplios sectores de los aficionados.

Nacido en Galapagar, periferia de Madrid, el 20 de agosto de 1975, exactamente tres meses antes de la muerte de Francisco Franco, José Tomás creció como un espíritu libre que pronto, ya como figura, llamaría la atención de la gente no sólo por su personalísima, intensa y profunda interpretación del toreo, sino por su desapego de la religión.

A despecho de legiones de matadores y subalternos que durante siglos han vivido rodeados de estampitas milagrosas, con las que incluso se retacan el chaleco, el corbatín y la chaquetilla para sentirse más seguros delante del toro, José Tomás ha proclamado que no tiene el hábito de rezar antes de vestirse de luces y que en vez de coleccionar santos y vírgenes le gusta más rodearse de osos de peluche, con los que solía viajar durante sus giras de trabajo.

Considerado por algunos críticos ibéricos como un genio, tanto por su excentricidad como por la honda pureza de su expresión artística, fue en la Plaza México donde José Tomás recibió la alternativa el 10 de diciembre de 1995, de manos de Jorge Gutiérrez y con toros de Xajay, uno de los cuales le pegó una cornada gravísima, y fue en la México donde el pasado domingo 7 de enero, al ver la pasmosa resurrección de Rodolfo Rodríguez El Pana, comprendió que ya estaba listo, él también, para regresar al campo de batalla. Ahora habrá que esperarlo y ver la que por el camino se le arma...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada