sábado, 18 de octubre de 2014

KEVIN KLINE, SIEMPRE MEMORABLE


 

Este uno de los casos de Hollywood que no se acaban de entender. Kline figura entre los mejores actores y sin duda es el más versátil, pero nunca ha tenido la fama de un Jim Carrey o Brad Pitt ni creo que gane tanto como ellos. Pero quién podría presumir de haber interpretado películas tan memorables como “Un pez llamado Wanda”, “In & out” o “La casa de mi vida”, con registros  tan diferentes.


Sorprendentemente, tiene ya sesenta y ocho años. Hay quien lo confunde con ese diseñador de calzoncillos que paga a los productores de cine porno gay para que los actores vistan su marca. Pero es inconfundible para quienes hemos disfrutado en muchas ocasiones de Wanda, Inyout, o La casa. Precisamente, ví esta última anoche y de nuevo me harté de llorar. Lo indignante es que a veces aparece en el reparto antes Hayden Cristensen (unos de los Skaywalker) que Kline.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada