miércoles, 16 de abril de 2014

INOLVIDABLE ESCENA



 


Los adolescentes de mi generación, que ya estamos jubilados casi todos, soñamos en su momento intensamente con esta escena entre dos actores muy famosos de aquella época: Alan Bates y Oliver Reed.
En la película había más gente famosa, como Glenda Jackson.
Esta escena, tan homoerótica, era en aquellos momentos lo más audaz que podíamos ver en el cine, no sólo en España, sino en cualquier lugar del mundo.

Véanla en esta dirección:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada